Especial Halloween; La historia que nadie te había contado. Jack el Linterna ya esta aquí!!!

En Halloween el ambiente está lleno de magia y de miedo. Los adornos alegran las calles, los escaparates y los espectáculos y fiestas de la noche de los muertos ya están preparadas. Todos tienen su disfraz preparado para alejar a los espíritus malignos de sus vidas, pero…de donde viene esta tradición. Vamos a indagar un poco sobre este festejo para saber  de dónde proviene y poder celebrarlo como es debido.

Halloween es una fiesta de la cultura anglosajona, que actualmente se celebra en la noche del 31 de Octubre, se forma de la contracción de All Hallows’ Eve, “Noche de todos los santos” “Víspera de noche de difuntos”.



Los Orígenes vienen de las costumbres celtas, hace mas de 2.500 años el año celta terminaba al finalizar el verano (Samhain) palabra que deriva del Irlandés antiguo y significa eso mismo, fin del verano. El Samhain se celebraba al final de la temporada de cosechas que era considerado el año nuevo Celta, que comenzaba con la estación oscura. Los antiguos Británicos, tenían una festividad similar llamada Calan Gaeaf.

En esta festividad (Samhain), el ganado era conducido desde los prados a los establos para afrontar el invierno. Ese último día del verano, se decía que los espíritus podían salir de los cementerios y traspasar la línea del mundo de los muertos al de los vivos, apoderándose de los cuerpos de los vivos para resucitar, pedirles alimentos y maldecirles. En caso de no acceder a sus peticiones, les hacían victimas de conjuros y hechizos, de ahí la expresión “Trick or Treat” que viene a decir Trato o Travesura, aunque se traduce mal y se dice Truco o Trato.

Para poder evitar a estos malos espíritus ávidos de apoderarse de los humanos, los poblados celtas ensuciaban sus casas y las decoraban con huesos, calaveras y cosas desagradables, con la intención de que los muertos pasaran de largo, asustados por la decoración. De aquí viene la tradición de decorar las casas con motivos siniestros la víspera de todos los santos y también los disfraces. Así que es una fiesta asociada en su totalidad a la venida de los dioses paganos.

 

En el Samhain también era el momento en el que hacían balance de los suministros de alimentos y del ganado que tenían, para prepararse para el invierno.

Por su parte, la iglesia Romana, decidió convertir la festividad al catolicismo. Fueron los papas Gregorio III y IV los que cambiaron la festividad del 13 de Mayo al 1 de Noviembre,  para que coincidiese con Halloween.  Aunque fue en el siglo VII, cuando la Iglesia Cristiana convirtió el día 1 de Noviembre en el día de Todos Los Santos para rendir homenaje a todos los santos que no tuvieran un día concreto de celebración. A lo largo de los años se le llamo a esta celebración “All Hallowmas” (la masa de todos los santos, de las personas santas).


Esta festividad llego a Estados Unidos hacia 1840, donde quedo muy arraigada. Fueron los inmigrantes precedentes de Irlanda, los que transmitieron las diferentes versiones de la tradición. Fueron ellos quienes difundieron la costumbre de tallar los “Jack-o-Lantern” (Calabaza gigante tallada, con una vela dentro), inspirada en la leyenda de Jack el tacaño.

Hacia 1921 empezó a celebrarse de una manera más general, tuvo lugar el primer desfile de Halloween en Minnesota, después se unieron otros estados. Pero se convirtió en una fiesta a nivel internacional hacia los años 70/80 cuando el cine y la televisión plasmaban este festejo en sus películas y series de televisión.



En la actualidad es una de las fechas más importantes en el calendario festivo estadounidense y canadiense. Aunque en algunos países tienen sus propias tradiciones, todas ellas giran alrededor de lo mismo; la cercanía entre el mundo de los vivos y el reino de los muertos. En Europa muchas ciudades celebran esta festividad, sobre todo porque los jóvenes han decidido importar la manera de celebrar Halloween, con fiestas, disfraces y decoración.

Esta fiesta ha llegado a nosotros por la publicidad y el despliegue comercial, sobre todo por el cine estadounidense, que nos muestra a niños correteando disfrazados por las calles y pidiendo caramelos en un oscuro barrio. Aunque también nos han mostrado en muchas películas de las fiestas juveniles de disfraces, las noches viendo películas de terror o las matanzas que tienen lugar en esta noche tan misteriosa. Como en la película La noche de Halloween de John Carpenter que ha tenido una saga muy larga y comercial.


Y es que tiene su encanto, los niños se disfrazan para la gran noche y tocan las puertas haciendo el “Truco o Trato”, si los adultos les dan golosinas, dinero o cualquier recompensa, se supone que han aceptado el trato. Si no les dan nada, los niños les harán una pequeña broma,  aunque a veces no son tan pequeñas. Las bromas más comunes son arrojar huevos o espuma de afeitar contra las puertas de los que no hacen trato.


Esta fiesta está fundamentada en el miedo a la muerte, a los muertos que reviven, a los fantasmas y seres que están en otra dimensión.  Los personajes que mejor representan Halloween son brujas, fantasmas, gatos negros, zombies, demonios, vampiros y muchos más que siempre nos han dado miedo.


Antiguamente los Celtas se disfrazaban con pieles de animales el 31 de Octubre, para no ser descubiertos por los espíritus que moraban esa noche para revivir. De aquí proviene la costumbre de disfrazarse con atuendos horribles y monstruosos, para ahuyentar a los espíritus. Los colores típicos de Halloween son el negro, que representa la noche y la oscuridad, y el naranja, que representa las primeras luces del día.

Los celtas realizaban sacrificios humanos y de animales, en honor a Samhaim, también conocido como señor de la muerte. La razón por la que se asocia con la muerte es porque marca el final del verano, de la luz y da comienzo el oscuro y frio invierno, que se asocia con la muerte humana.  Eran los Druidas de las tribus los que realizaban sacrificios con fuego para celebrar el día de un modo más cristiano.


Tras las conquistas realizadas por roma en el territorio celta en el año 43 D.C. se incorporaron a parte del Samhain, otros festejos y festivales. Durante casi 4 siglos se realizaba el festival llamado FERALIA, donde se rendía culto a los muertos y POMONA que era el festival de la cosecha, el nombre de este último es debido a la diosa de los frutos y arboles.

Con las cenizas que quedaban de los sacrificios llevados a cabo en Samhain, se realizaba un rito para conocer el futuro de los meses venideros. También realizaban el SABBATH  o más comúnmente llamado Fiesta de Brujas.  En esta celebración las brujas y brujos se reunían alrededor de una hoguera para ofrecer sacrificios a Satanás, señor de la oscuridad y la muerte mediante ritos, muerte y sexo.




Fue durante la Edad Media cuando comenzó la persecución de todos estos ritos paganos, todo lo que no era cristiano estaba penado, por su supuesta vinculación con el maligno. 


Con los años la persecución de la brujería se incremento notablemente, el Papa Inocencio VII legitimizò en 1484, la persecución de las brujas, su tortura y su ejecución, que generalmente era la quema en la hoguera. De este modo la inquisición comenzó a perseguir la brujería, una famosa mártir que murió acusada de brujería fue Juana de Arco.



Aunque la realidad era bien distinta de lo que suponían o imaginaban en aquella época, las brujas no eran mujeres verrugosas y harapientas montadas en escoba. Si no que eran jóvenes y  bellas mujeres, que utilizaban sus conocimientos sobre plantas y especias para ayudar a la gente. 


Se las acusaba de brujería por ser más guapas, o por tener un color de pelo diferente, todas esas virtudes las asociaban con la brujería. Incluso quemaban a los gatos negros porque había creencias de tenían algo oscuros dentro y por ser amigos de las brujas.

En algunos lugares hubo matanzas masivas de mujeres, acusándolas de brujería. En la localidad de la Liguria, a la que se conoce por ser la “SALEM Italiana”, hace más de 4 siglos fueron quemadas más de 400 mujeres acusadas de brujería. Lo que le ha otorgado un interés turístico por los sucesos fuera de lo normal que suceden en la región.
Pero realmente las Brujas en los años de enfermedad, peste, hambruna y guerras, lo que hacían era cuidar y sanar a los enfermos, con mezclas de hiervas y especias. En cuanto al mito de los filtros de amor, no había mucho misterio, creaban perfumes aromáticos que en épocas de poca higiene y falta de medios, permitían a las mujeres despertar la atracción de los hombres. Claro está, estos perfumes o filtros de amor, debían ser preparados la noche del viernes con la Luna en cuarto creciente y llevaban ingredientes como abeto en polvo, pétalos de rosa, sándalo, o violetas, sabiamente mezclado.

 
Es decir, las brujas eran perseguidas por su belleza y sus conocimientos, por las envidias. Los aquelarres tampoco eran una manifestación demoniaca, simplemente era una reunión de personas que actuaban de una manera desaforada y energética debido a la ingestión de algún alucinógeno o sustancia reactiva. Hoy en día habría miles de brujos y brujas llenado las discotecas.



Pero volvamos a Halloween, la noche en la que la puerta que separa al mundo de los vivos del más allá, se abre para que los espíritus nos visiten. Hay leyendas que dicen que los espíritus pasaban en esta noche a visitar a sus familiares vivos, y para que no les molestasen, debían encender tantas velas como familiares hubiesen muerto. Una vela en recuerdo de cada difunto, de lo contrario los espíritus les perturbaban por la noche haciéndoles tener pesadillas grotescas.



Existe una leyenda popular de origen celta, que decía que en la noche de Halloween no solo eran libres de vagar por la tierra los espíritus, si no toda clase de entes procedentes de todos los reinos espirituales.


Entre estos seres, había uno terriblemente perverso, que vagaba por los pueblos y aldeas haciendo el Truco o Trato.




La leyenda dice que lo mejor era hacer trato, independientemente de lo que este ser pidiera, pues de no pactar un trato con él, usaría sus poderes para hacer su TRUCO, que consistía en maldecir la casa y a sus habitantes con infortunios, enfermedades, pestes, matar al ganado e incluso quemar sus viviendas. A este ser le llamaban Jack O`Lantern. Para protegerse de él, surgió la idea de tallar en las calabazas formas grotescas con el fin de ahuyentarlo y evitar la visita de este espectro.

Aunque vamos a ver  cuál es la leyenda más conocida de Jack el Linterna, de la que salieron las famosas calabazas de Halloween.



La Historia es de origen Celta, una mezcla entre las leyendas de Irlanda y Escocia, donde nos relatan quien era “Jack el Tacaño” (Stingy Jack). Este individuo era un granjero que con malas artes engañaba y mentía a sus vecinos y compañeros. Esta actitud le reporto enemistades, enfados y desprecios, pero también una reputación horrible que lo tachaba de persona tan malvada que rivalizaría con  el mismísimo Satanás.

La reputación de Jack y la comparativa con Satanás, llego a oídos del Diablo.  Así que acudió a comprobar si era cierto que había un hombre con el alma tan negra y oscura, como para ser su rival. Caracterizado como un hombre normal, acudió al pueblo y lo encontró en el bar, por lo que se puso a beber con él, revelándole su identidad cuando comprobó que era un autentico ser despreciable y malvado. Cuando Lucifer le dijo que había ido para llevárselo al infierno por todos sus pecados, Jack le pidió una ronda más  como última voluntad.

El diablo acepto, pero al ir a pagar, ninguno de los dos  tenía dinero, por lo que Jack le reto a mostrar su enorme poder, convirtiéndose en una moneda para pagar la ronda.


Satanás demostró su poder convirtiéndose en moneda, pero en lugar de pagar, Jack se metió la moneda en el bolsillo, donde llevaba un crucifijo de plata. Incapaz de salir de allí, el diablo pidió a Jack que le dejara libre, pero no lo haría a menos que prometiera  volver al infierno y dejarle tranquilo durante un años.


Hicieron el trato y un año después Lucifer apareció en la casa de Jack para llevárselo al inframundo, pero Jack pidió un último deseo, en este caso pidió al Diablo que le cogiese una manzana del árbol, para tener una última comida antes de su agonía.

Lucifer acepto y trepo al árbol en busca de la manzana pero cuando estaba en lo alto, Jack tallo en el tronco una cruz para impedir que escapara. En esta ocasión, el trato era que le dejase en paz durante los próximos 10 años, además de otra condición; que nunca pudiera reclamar su alma para el inframundo. Lucifer accedió, quedando Jack libre de su amenaza.


Pero el destino pone a cada uno en su lugar, y Jack murió mucho antes de los 10 años que había pactado con el Demonio. Jack se preparo para ir al cielo, pero en las puertas San Pedro lo detuvo, pues su mala vida y sus fechorías eran demasiado terribles para dejarle entrar, por lo que le envió al infierno.


Pero allí tampoco le podían aceptar ya que tenía un trato con el Diablo, por lo que fue expulsado del reino de las tinieblas y condenado a vagar por los caminos con un nabo hueco en cuyo interior había un carbón ardiendo, que le otorgaba algo de luz en su  bagaje entre los reinos del bien y el mal.




Con el paso de los a los, Jack el tacaño, se convirtió en Jack el Linterna (Jack of the lantern), nombre que se abrevio  a “Jack O`Lantern”.  Con los años se cambio el Nabo por las calabazas, que eran más abundantes y más fáciles de tallar, y en su interior se introducía un carbón ardiendo o una vela para alejar a los espíritus malignos de las personas y sus hogares.


The Pumpkin King by Radojavor
Aunque la versión alternativa dice que;  las calabazas iluminadas eran para alumbrar el camino a los difuntos en la noche de Halloween, y decorando las casas con estas calabazas horrendas, evitaban que Jack llamara a las puestas de las casas para hacer Truco o Trato.

 
Otros Símbolos típicos de Halloween




Los Búhos: Representan la oscuridad, quizá por ser aves nocturnas. Los brujos usaban el sonido de estos animales para ahuyentar los malos espíritus y los poderes de las tinieblas. Los búhos son amuletos de buena suerte.




Bolas de cristal: Es uno de los tantos artilugios que utilizan magos y adivinadores, para ver el futuro, el presente y el pasado. También usan cuarzo, péndulos, runas, pirámides, según ellos para atraer la buena suerte, ya que estos objetos tienen un magnetismo especial.





Escobas: Las escobas cobran vida la noche de Halloween, ya que sirven de vehículo a las brujas  y brujos , aunque no tienen ningún poder especial.
Mascaras: Son caras falsas  o rostros que muestran imágenes terribles o no tan terribles, son para mostrar lo que no eres.





Sapos y Culebras: Los sapos fueron una de las 7 plagas que se asolaron Egipto, ya que los egipcios los consideraban sagrados, al igual que las Culebras. En sus jeroglíficos hay un sinfín de dibujos representando a estos animales. Además las pociones siempre se han hecho a base de estos componentes, sapos, culebras, ojos de tritón, cola de ratón, alas de mariposa…



La luna llena: Usadas en las prácticas de ocultismo, brujería y magia. Además a la luna llena se le asocian ciertas influencias oscuras capaces de provocar cambios físicos o crear ambientes especiales para ciertos conjuros y rituales.

Ya estamos preparándonos para esta fecha tan mágica y especial, llena de misterio y diversión para todos los gustos. Disfraces, películas de terror, fiestas, caramelos, asesinos en serie, espíritus, fantasmas


Los bares y escaparates llenan sus cristaleras de motivos terroríficos, los parques temáticos crean atmósferas y atracciones especiales para aterrorizar a los visitantes. Vamos a decorar calabazas, ponernos mascaras  y ahuyentar a los malos espíritus  y en especial a Jack el Linterna, para que no toque en nuestra puerta para hacer el Truco o Trato.

 

 

 

 

 

 

 

 

Especiales Halloween en el Podcast de La Guarida del Sith

Por @Cugar190

Reserva ya tu aventura en https://guaridaventuras.com/#book-now


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.